Puede que algunos de los viajáis con niños tengáis la suerte de poder llevarlos a cualquier sitio sin que digan ni pío. No es mi caso. Mis hijas no callan ni debajo del agua y si algo las incomoda o las cansa te lo hacen saber, a veces, insistentemente. Así que si no queremos renunciar a hacer viajes a destinos que les puedan resultar aburridos y si no queremos renunciar a hacer turismo cultural hemos de pensar algo en ellas y enfocar algunas de las visitas a despertarles el interés además de hacer de vez en cuando alguna concesión por cutre o aburrido que nos resulte a nosotros, porque viajar en familia, igual que viajar con amigos, implica ser algo tolerante y flexible para que todos estemos contentos.

Hacer turismo de ciudad es muy cansado, si lo es para los adultos imaginad para los niños, pero siempre se puede encontrar espacios o zonas que nos resulten atractivos a todos así como actividades aptas para toda la familia.

En nuestro último destino de ciudad algunas de las cosas que hicimos resultaron muy gratificantes también para ellas que disfrutaron sin quejarse.

LA EAST SIDE GALLERY

Visita obligada cuando se viaja a Berlín, acercarse a esta parte del muro que diversos artistas de diferentes partes del mundo han utilizado para plasmar su arte y su visión de lo que significó. Resultó que ellas encontraron una forma muy divertida de disfrutar del espacio. Hicimos millones de fotos, algunas muy tontas, pero aprovechamos que se lo estaban pasando muy bien para disfrutar también nosotros.

Recorrimos todo el tramo, algo más de 1 km, utilizando las pinturas para crear ilusiones y ya podeis ver el resultado. No siempre resultó fácil porque las más famosas estaban muy solicitdas pero nos llevamos una buena muestra.

TIERGARTEN

El Tiergarten es un parque urbano en el centro de Berlín y muy cerca de algunas de las atracciones turísticas más visitadas. Este antiguo coto de caza de la aristocracia prusiana es un lugar donde perderse en sentido literal. Es tan extenso que una vez dentro te olvidas de que te encuentras en el centro de una gran ciudad. Ideal para hacer un picnic, darte un respiro, descansar a la orilla de alguno de sus lagos… vale la pena acercarse a caminar o si lo preferís recorrerlo en bici. Dentro de el se ubica el Zoo de Berlín para aquellos que les interese y también la Columna de la Victoria a la que se puede acceder y obtener una de las vistas aéreas de la ciudad.

La experiencia de perderse por el Tiergarten de Berlín en Diario del viajero

LA CÚPULA DEL PARLAMENTO (Deutscher Bundestag)

Obra del arquitecto inglés Norman Foster y siendo una visita arquitectónica, sorprendentemente, a las niñas les gustó mucho gracias a la audioguía que gratuitamente proporcionan antes de empezar la visita. Fueron escuchando la explicación y haciendo caso de las instrucciones que les iban dando para poder observar aquello que se veía mientra se accedía a la parte superior.

Podéis acceder a la cúpula del parlamento de forma gratuita pero debéis reservar de día y hora previamente por Internet.

MUSEO DE LA TÉCNICA (Deutsches Technik Museum)

En principio este museo no entraba en nuestros planes pero después de leer las buenas críticas de aquellos que lo visitaban nos decidimos a acercarnos. Es un museo muy aconsejable tanto para niños como para mayores. Es enorme y las exposiciones son súper entretenidas, sobretodo aquellas relacionadas con los medios de transporte y su historia. Es sorprendente ver como han sido capaces de meter en el recinto aparatos tan grandes.

Algunos de los aparatos se pueden ver en funcionamientos, siempre según un horario. Por poner un inconveniente decir que las explicaciones están en alemán y claro si no se domina el idioma pues se nos escapa la información.

Para entrar recordad que con la Berlin Welcome Card tendréis descuento y sino recordad que hay packs familiares que resultan muy ventajosos.

AQUADOM & SEA LIFE BERLIN

He aquí una concesión puramente infantil. Una especie de acuario, un poco cutre, justo al lado de Alexanderplatz. Para los niños es entrenenido pero la verdad es que si has visto otros acuarios este resultara algo descuidado y poco interesante y el precio es desorbitado.

El Aquadom, lo que venden como gran atractivo, es una especie de ascensor gigante que sube por el interior de una enorme pecera en forma de cilindro, situada en el interior de un hotel. Dentro de esta pecera simplemente pececillos de colores y unas vistas a las habitaciones del hotel que si tienen las cortinas sin estender nos dan una visión bastante indiscreta del interior.

Aún así a los niños suele entusiasmarles.

BUSCA Y ENCUENTRA OSOS BUDDY EN BERLÍN

Estos osos están repartidos por todo Berlín. Son unas esculturas de unos 2 metros de altura que desde el año 2001 se han convertido en el símbolo de la ciudad.  Fue un proyecto de las Naciones Unidas para  promover la tolerancia, la comprensión entre los pueblos y la paz entre las naciones del mundo. Eva y Klaus Herlitz crearon la escultura y cada una esta pintada con un diseño diferente.

Encontrareis osos en los lugares más insospechados y las niñas siempre que los veían corrían a darles un abrazo.

Y si estáis dispuestos a pagarlo por el módico precio de unos 60 euros os podéis llevar de vuelta a casa una reproducción de unos 20-30 cm. Nosotros nos conformamos con llevarnos unos cuentos abrazos.

Otros recomandaron también actividades para hacer con niños:

Viaje a Berlín con niños: algunas recomendaciones que no te puedes perder en Familias en ruta

Berlín con niños. 10 planes estupendos para hacer en familia en Skycanner

14 ideas para visitar Berlín con niños en Bienvenidos a Lilliput

Anuncios